Random thoughts of daily life. No juzgues. Cuando señalas con un dedo a alguien, recuerda que tres dedos te señalan a tí. Eres lo mejor que te pasa. Don't look back. Solidaridad. La política es para otros blogs. Libros. Música. Y ser feliz...

2 de julio de 2012

EL CHAPULÍN COLORADO


El Chapulín Colorado es un personaje de la serie mexicana del mismo nombre que tuvo un éxito considerable allá por los años setenta.
No era un héroe al uso. Se trataba de un personaje tierno, torpe e  inocente. Carecía de superpoderes, sin embargo esa misma inocencia y bondad le daban la determinación para afrontar cualquier situación difícil (no sin dejar de sentir miedo a veces).
  
Siempre ocurría más o menos lo mismo en sus capítulos.



 Si alguien se veía en una dificultad  y   pronunciaba la frase: ¡Oh! Y ahora ¿quien podrá defenderme?, aparecía el Chapulín diciendo: ¡Yo! ¡El chapulín colorado! ¡No contaban con mi astucia!. Se sucedían  algunas peripecias a lo largo del capítulo  que iban de lo tierno a lo ridículo pero siempre con un final simpático y feliz.



El pobrecito Chapulín era bastante torpe pero su bondad siempre le aportaba suficiente fortuna como para salir victorioso. Sus armas erán el Chipote Chillón - que siempre aparecía en su mano en el momento de mayor necesidad, las pastillas de Chiquitolina - que al tomarlas le permitían reducir de tamaño para afrontar cualquier situación, la Chicharra paralizadora con la cual podía detener al enemigo a su voluntad y las Antenitas de Vinil (mi favorita), cuando comenzaban a funcionar solía decir: ¡Silencio... mis antenitas de vinil están detectando la presencia del enemigo!

Sus frases se repetían una y otra vez en todos los capítulos. Y al igual que la serie hermana El Chavo del Ocho, siempre intuías y sabías cual iba a ser la escena y frase siguiente:

¡Lo sospeché desde un principio! 

¡Se aprovechan de mi nobleza!
¡Todos mis movimientos están fríamente calculados!
¡Síganme los buenos!

¡Que no panda el cúnico!
Yo era adolescente cuando ví esta serie por primera vez y sin embargo la recuerdo con una sonrisa en mi rostro.
Con cualquier persona que he hablado de esta serie el comentario es el mismo. Era muy repetitívo, pero al igual que el Chavo del Ocho, me hacía reír muchísimo.
 Quizás ese humor tan sano e inocente es lo que hace tan especial al Chapulín. En definitiva todos en nuestro fuero interno, queremos ser héroes alguna vez en la vida.


Tambien tuvo la habilidad de entremezclar una  infinidad de refranes que terminaban siendo frases sin sentido:
Más vale solo que mal que por bien no venga.
Es de sabios lo comete cualquiera.
Un error se comete al equivocarse.

Etc. Etc. Etc.
Dato interesante:
Este personaje sirvió de inspiración al "Bumblebee Man" (Abejorro) de los Simpson 

Hace un par de días me acordé de este tierno personaje y tuve la idea de hacerlo. Sin patrón, instrucciones o manera de hacerlo.  Todo muy improvisado. Mientras lo hacía siempre sostuve una sonrisa en mi rostro.

2 comentarios:

High School Diploma Online dijo...

Great blog and post, keep it up i will be subscribing to your feed!

Aaron Grey dijo...

Hi, Nice site I enjoyed reading it. Thanks for sharing. Would it be possible if I contact you through your email? Please email me back. Thanks!

Aaron Grey
aarongrey112 at gmail.com